Ocho detenidos por tráfico de drogas, blanqueo de capitales y pertenencia a banda criminal en San Clemente

79

Dentro de los planes de prevención contra el tráfico de drogas, en el ámbito de seguridad ciudadana, llevados a cabo en la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, dentro de la operación ‘Tizón-Cupetra’, en la localidad de San Clemente, donde se ha detenido a un total de ocho personas (6 varones y 2 mujeres) de entre 62 y 31 años de edad como supuestos autores de varios delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, además de la incautación de una importante cantidad de sustancias estupefacientes y dinero.

De las sustancias y efectos intervenidos en dicha operación suman un total de 240 gramos de cocaína, junto a diversas cantidades de otras drogas, 34.286 euros en efectivo, trece armas largas, una pistola de calibre 22 y una defensa extensible. También se han intervenido numerosos útiles y efectos de interés para la investigación.

La droga era tratada empleando diversas sustancias de corte, para posteriormente proceder a su empaquetado y preparación de las dosis, quedando la sustancia lista para su distribución.

Las ventas se realizaban desde los domicilios de los tres investigados principales, así como en un local de hostelería y en dos talleres pertenecientes a miembros del grupo criminal desarticulado.

Los detenidos también se desplazaban con sus vehículos a otros locales de hostelería de la localidad de San Clemente para la distribución de la cocaína, e incluso realizaban ventas en domicilios particulares y en la vía pública.

Operación en dos fases

La explotación se llevó a cabo en dos fases, una previa, en el mes de febrero donde se detuvo a dos de los investigados, los cuales viajaban en autobús desde la localidad de Madrid hacia San Clemente, siendo interceptados en Mota del Cuervo, donde, con apoyo de perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, se localizaron 43,5 gramos de cocaína, dentro del equipaje.

Los principales cabecillas del grupo criminal, se encuentran plenamente integrados en el tejido social local, con negocios abiertos al público y colaborando activamente en diversas asociaciones deportivas, culturales y religiosas.