El Gobierno facilitará la atención psicológica a las víctimas de delitos

24

El Ministerio de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, ha concedido al Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos una subvención directa por importe de 1.051.800 euros destinada a cubrir la prestación de atención psicológica a las víctimas de delitos.

La subvención, publicada esta semana en BOE, responde al firme compromiso del ministerio de dar continuidad a la prestación de este servicio destinado a los ciudadanos y ciudadanas víctimas de cualquier delito, con especial atención a las mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas, así como a la voluntad expresada por el ministro, Félix Bolaños, de impulsar una Justicia centrada en las personas logrando que su paso por el sistema judicial suponga siempre una garantía de derechos y una salvaguarda de su bienestar.

12.000 asistencias en violencia de género en 2023

Las mujeres víctimas de violencia de género representan el 68% de las personas que fueron atendidas en 2023 en las Oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito (OAVD) dependientes del ministerio. De las 21.100 asistencias psicológicas realizadas en año pasado, más de 12.000 corresponden a víctimas de violencia de género.

La subvención concedida está dirigida a retribuir las actuaciones de los y las profesionales de la psicología en dichas oficinas, así como en la Oficina de Información y Asistencia a las Víctimas del Terrorismo de la Audiencia Nacional. Sufragará también el coste de las pericias psicológicas que sean llevadas a cabo por solicitud de los órganos judiciales, dentro del ámbito de competencia del ministerio.

Asimismo, incluye una partida para la formación de los equipos de profesionales de psicología dependientes del ministerio, dirigidas a promover la especialización en la atención a las víctimas del delito.

Asistencia integral, coordinada, especializada y gratuita

Las OAVD tienen como objetivo general prestar una asistencia integral, coordinada y especializada a las víctimas del delito y dar respuesta a sus necesidades específicas en el ámbito jurídico, psicológico y social. Sus profesionales asisten, acompañan y dan apoyo a las víctimas y a sus familias.

La asistencia psicológica comprende la evaluación, el tratamiento y la derivación, en su caso, a otros recursos sanitarios, de aquellas víctimas que sufren vivencias traumáticas como consecuencia de la comisión de cualquier tipo de delito.

Además, para contribuir a la cohesión territorial y garantizar a todas las víctimas de delito un mejor acceso a esta prestación, el ministerio trabaja en posibles vías para establecer temporalmente oficinas itinerantes en las demarcaciones donde se considere necesario deslocalizar este servicio.