Los Mossos d’Esquadra detienen a una mujer que suplantaba la identidad de las víctimas para realizar operaciones fraudulentas de importantes sumas de dinero a entidades bancarias

25

Agentes de la Policía de la Generalitat-Mozos de Escuadra de la Unidad de Investigación de Sarrià-Sant Gervasi han detenido en Rubí a una mujer, de 45 años, por un delito continuado de estafa y usurpación de identidad y uso de documento auténtico sin estar legitimidad. Los investigadores, a partir de varios casos detectados desde agosto en varias entidades financieras de Barcelona, ​​y que seguían el mismo modus operandi, iniciaron una investigación policial que ha permitido identificar, localizar y detener a una mujer como la presunta autora de los hechos.

La detenida utilizaba documentos nacionales de identidades que previamente había sustraído y que pertenecían a clientes de la entidad bancaria donde cometía las operaciones fraudulentas. Con esta documentación, iba a una oficina de la entidad y, haciéndose pasar por la víctima, realizaba reintegros u ordenaba transferencias bancarias de importantes sumas de dinero. Como paso previo, la detenida visitaba una oficina bancaria distinta a la que cometería el hecho, para comprobar si la titular del documento sustraído, y que pretendía suplantar, tenía cuentas bancarias en aquella entidad y conocer su saldo.

Para dificultar su identificación, la mujer no actuaba siempre en los propios bancos o cajas e incluso actuó fuera de Catalunya. Como es el caso detectado el pasado 7 de septiembre en una oficina bancaria de un municipio de Albacete, desde donde realizó una transferencia de casi 49.000 euros. Días más tarde, el 16 de septiembre, realizó otra transferencia por importe de casi 15.000 euros desde una oficina de Sant Fruitós del Bages.

Desde que se tuvo conocimiento del primer hecho detectado en Barcelona a finales de agosto, y hasta el momento de su detención, el pasado 17 de octubre, la detenida llegó a transferir o realizar reintegros en efectivo por importe de más de 74.000 euros. Con anterioridad ya había sido detenida por hechos similares en Madrid, el 1 de septiembre, y el 22 de septiembre en Manresa. En este último caso, intentó realizar una transferencia con un DNI sustraído a nombre de otra mujer por importe de 29.000 euros pero la oficina bancaria se percató de la suplantación de identidad y dio aviso al 112.