Un asesor fiscal de Alicante, detenido por ayudar a dos noruegos a blanquear más de 11 millones de euros

12

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un asesor fiscal que operaba en la provincia de Alicante como presunto autor de un delito de blanqueo de capitales. Al parecer, blanqueó los once millones y medio de euros defraudados a la hacienda pública noruega por dos ciudadanos de dicho país, relacionados con la quiebra fraudulenta de una mercantil naviera nórdica.

Con esta detención ha culminado una «compleja investigación» que arrancó cuando la Policia tuvo conocimiento, a través de información proveniente de Inteligencia Financiera, de la actividad inversora de dos ciudadanos noruegos, un hombre y una mujer afincados en la provincia de Alicante y que supuestamente están relacionados con la quiebra fraudulenta de la citada naviera, también noruega.

Según fuentes policiales, los agentes trataron de localizar la totalidad del patrimonio de los investigados para propiciar su incautación e identificar a todas aquellas personas que hubiesen podido ayudarles a ocultar su patrimonio, principalmente a través de la adquisición de activos inmobiliarios.

El Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante se hizo cargo de la investigación, para la que ha sido precisa una «compleja» recopilación de datos financieros desde 2003 hasta finales de 2019, momento en el que se iniciaron las pesquisas policiales.

Entramado empresarial

En primera instancia, averiguaron que los investigados habían adquirido diversas propiedades inmobiliarias en la provincia de Alicante a través de un entramado empresarial con mercantiles en España, Noruega y Panamá, con la ayuda del asesor detenido. Los policías concluyeron que esta actividad inversora puede estar directamente relacionada con el ilícito penal por el que se les investiga en Noruega, por lo que presuntamente se habría incurrido en un delito de blanqueo de capitales en España.

Las pesquisas permitieron descubrir la existencia de diversas cuentas bancarias abiertas en entidades españolas a nombre de los dos investigados, donde llamaba la atención la entrada de sustanciosas transferencias procedentes de cuentas extranjeras, incluyendo paraísos fiscales, alguna de las cuales superaba los 900.000 euros. Sin embargo, estos capitales no permanecían durante mucho tiempo en las cuentas. Una vez recibidos los fondos, eran extraídos mediante talones o reintegros de efectivo por los propios investigados, o bien eran transferidos nuevamente a terceras cuentas en el extranjero, lo que podría ser un mecanismo para dificultar su seguimiento, dándole apariencia de legalidad. Otra ínfima cantidad de este dinero era destinada al pago de recibos varios generados con motivo de la residencia de los investigados en la provincia de Alicante.

Paraísos fiscales

Tales fondos, según concretan los agentes, se canalizaban a España a través de sociedades también controladas por los investigados, con domicilio social en lugares como la República de Panamá o como el paraíso fiscal de Guersey (Islas del Canal), todo ello orquestado presuntamente por el asesor detenido en la provincia de Alicante.

En cuanto a los inmuebles adquiridos en territorio alicantino, se averiguó que el fin mayoritario de estas operaciones era su posterior venta para obtener importantes plusvalías, otro de los mecanismos de presunto blanqueo de capitales.

De otra parte, la investigación concluyó que una de estas viviendas adquiridas por un valor de 270.455 euros se constituyó como residencia habitual de los noruegos en la provincia y también para domicilio social de una de las mercantiles creadas.

El cómputo de la operación ha concluido con el bloqueo de siete productos bancarios abiertos en España con saldo aún por determinar y cuatro propiedades inmobiliarias ubicadas en distintas localidades alicantinas. Se estima que la cantidad total producto del supuesto blanqueo llevado a cabo bajo la operativa del arrestado asciende a un total de 985.341 euros, todo ello entre los años 2003 a 2019. El detenido, un español de 55 años sin antecedentes previos, fue puesto en libertad a la espera de comparecer en sede judicial.