El Tribunal de Cuentas ordena embargar la vivienda de Artur Mas

403

El Tribunal de Cuentas ha dictado el decreto de embargo preventivo de la vivienda que el expresident de la Generalitat Artur Mas depositó para cubrir la fianza por el 9-N. Una fianza que asciende a 5,2 millones de euros y que el tribunal le impuso por el gasto de dinero público en el proceso participativo de 2014.

Tras consignar 2,9 millones de euros en efectivo, Mas y los exconsellers Francesc Homs, Joana Ortega e Irene Rigau y el exsecretario general de Presidència Jordi Vilajoana depositaron el pasado 23 de noviembre varios inmuebles como garantía para cubrir la fianza de 5,2 millones, entre ellos el domicilio del 129.º president de la Generalitat.

Un embargo provisional a la espera del juicio contable
La instructora del Tribunal de Cuentas ha ordenado ahora ejecutar el embargo de forma provisional de estos inmuebles, según ha podido confirmar La Vanguardia. Queda a la espera del juicio contable propiamente dicho que todavía no ha comenzado.

Fuentes de la defensa recuerdan que los bienes inmuebles se designaron y pusieron voluntariamente como garantía por Mas, Ortega, Rigau, Homs y Vilajoana. Su voluntad es que no hubiera de requerirse garantías a los altos cargos, que fueran sus subordinados presuntamente responsables.

La defensa del expresident y de los exconsellers afirma que está absolutamente disconforme con la liquidación por entender que no ha habido infracción contable, lo que, a su juicio, es especialmente evidente en relación con los 3,1 millones que se reclaman por unos ordenadores que están en poder del Departament d’Ensenyament y afectos a un servicio público.