INTERPOL. Pandemia COVID19. Directrices para la fuerzas del Orden

162

El brote de la enfermedad por coronavirus COVID-19 comenzó
a finales de 2019 y, desde entonces, la rapidez en su evolución y
propagación a escala global ha sido tal que la Organización Mundial
de la Salud (OMS) lo ha calificado de pandemia y ha declarado la
emergencia sanitaria internacional. Así pues, la velocidad a la que
se propaga la enfermedad por todo el mundo y la incertidumbre
que genera su evolución exigen una respuesta global en la que la
participación de los servicios encargados de la aplicación de la ley
es esencial para ayudar a contener la enfermedad, conseguir unas
comunidades más seguras y luchar contra aquellos delincuentes
que ven el brote de la enfermedad como una oportunidad para
intensificar o diversificar sus actividades delictivas.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS y las buenas prácticas
internacionales al respecto, INTERPOL exhorta a sus países
miembros a seguir las directrices desarrolladas en este documento,
a fin de mejorar la seguridad y la eficacia de la ayuda brindada por
las fuerzas del orden en el contexto del brote de la COVID-19.

Visualizar